Ayuntamientos 2.0

Historia

Leyendas y relatos Robres Del Castillo - La Rioja
Según Fernando Fernández de Bobadilla, Robres del Castillo como localidad perteneciente al arciprestazgo de Arnedo, estuvo regida por el fuero de esta ciudad, otorgado probablemente en el siglo X. Su primera mención data del año 1156, en que sus diezmos fueron donados al Cabildo de Calahorra por su obispo don Rodrigo Cascante. También aparece citado en el año 1200, en la asignación de la tercera parte de los diezmos que hizo a la mesa capitular de Calahorra su obispo don Juan de Prejano.

En el año 1789, Robres del Castillo figura perteneciendo al partido de Logroño y a la provincia de Burgos. Posteriormente fue agregado ala provincia de Soria, hasta que se creó la nueva provincia de Logroño, por Real Decreto de 30 de Noviembre de 1833. Un año después quedó incluido en el partido judicial de Arnedo, pero por un decreto del 2 de Junio de 1956, nuevamente se agregó al de Logroño.

A mediados del siglo XIX tenía seis aldeas que dependían de él: San Vicente, Valtrujal, Oliván, Buzarra, Santa Marina y Dehesillas

En el año 1156 el obispo de Calahorra dona los diezmos de la iglesia de Robres a su Cabildo. Desde el siglo XV hasta el siglo XIX pertenece al señorío de D. Juan de Lizana. En Robres nació el ilustre médico y escritor Félix de Tejada y España.

Robres es mencionada en los diezmos donados al cabildo de Calahorra en el año 1156. También está en la asignación de la tercera parte de los diezmos que hizo a la mesa capitular de Calahorra su obispo Juan de Préjano en el año 1200.

Entre los caballeros de la casa del primer Duque de Nájera, Don Pedro Manrique de Lara, a fines del siglo XV, está Juan de Lezana, señor de la villa de Robres.

Perteneció al señorío de los Lizanas, quienes ponían alcalde. Tras la abolición de los señoríos pasó a formar parte de la provincia de Soria y más tarde a la de Logroño.

Historia reciente

San Vicente de Robres
San Vicente de Robres

San Vicente de Robres aldea perteneciente al Ayuntamiento de Robres del Castillo (La Rioja). Situada en el valle de Jubera a 40 kilómetros de Logroño y 950 metros de altura, aproximadamente
Hace no mucho tiempo, carecía de los servicios más elementales para poder sobrevivir. No tenía comunicación por carretera, tampoco tenía agua canalizada, el alumbrado eléctrico era tan deficiente que, de los doce meses del año seis se quedaban sin luz.

Al ser un pueblo de sierra los problemas se multiplicaban y ello obligaba a las gentes a emigrar en busca de una mejor calidad de vida.

Fue entonces cuando un grupo de nativos se pusieron a trabajar para recuperar el pueblo y hoy San Vicente, se encuentra en fase de progreso

Castillo de Robres

Situación

El castillo de Robres se alza sobre un escarpe calizo de difícil acceso por todos sus lados excepto por el de poniente, situado al oeste de la localidad del mismo nombre, en La Rioja.

Su campo visual se reduce a una pequeña hoya que ha labrado el río Jubera pero desde él se divisa, a través de la garganta abierta por el río, aguas abajo del pueblo, una de las torres del castillo de Jubera.

Historia

Las referencias documentales a este castillo son mínimas. Se sabe que hacia 1335 compró Robres a Dª Teresa Almoravid, heredándolo varios de sus hijos, entre otros Alfonso de Robles, obispo de Ciudad Rodrigo, del que tomó su apellido. En el Monasterio de San Prudencio de Monte Laturce se enterró, hacia 1415, otro señor de la villa, Diego Fernández de Berantevilla, dividió el señorío entre varios de sus hijos. En 1489 lo eran Diego de Lezana y Pedro de Lezana, hijos de Rodrigo de Lezana, que había construido una fortaleza y estaban enfrentados.

En 1483 Pedro de Barrionuevo hacía homenaje del castillo al conde de Aguilar, con el que habían contraido deudas los Lezana.

En 1513 Gómez de Frías había construido en la parte común una torre con cubos y barbacana y tenía acogidos en ella a gentes de mal vivir.

Descripción

La planta de esta fortaleza es fácil de reconstruir a pesar de conservarse sólo el lienzo occidental con sus torres en los ángulos. En su estado original era de planta cuadrada en cuatro torres cilíndricas de diferente diámetro en las esquinas, que se encontraban medio derruidas en el siglo pasado. Frente al lienzo existente quedan vestigios de un foso de 6 metros de ancho que defendía la fortaleza por su flanco occidental, el más vulnerable. En el ángulo noroeste existe un murete paralelo al del castillo que parece obra mas tardía, posiblemente levantado durante las guerras carlistas del siglo XIX.

Estado de conservación

Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI